jueves, 6 de agosto de 2009

PATRIMONIO REGIONAL

a href="http://1.bp.blogspot.com/_3oaSiXAB5jw/Sns37VfWXKI/AAAAAAAAAKM/8XjpEoWt1CY/s1600-h/RAYO+DEL+CATATUMBO.jpg">

el Relámpago del Catatumbo está la vanguardia como un gran enigma.Su belleza y portento le han dado un sitial privilegiado en nuestro himno, escudo y bandera. El misterio que rodea su existencia lo ha convertido en uno de los fenómenos naturales más extraños y hermosos del mundo y en todo un banquete científico.

La sabiduría indígena bautizó al silencioso faro nocturno como Catatumbo: "eterno resplandor en las alturas". Y aunque no emita sonido alguno, sigue siendo un relámpago, pues se trata de un fenómeno natural ocasionado por sucesivas descargas eléctricas, producidas a su vez por la formación de vapor de agua cuando es temporada de lluvias abundantes.

Hombres de ciencia lo consideran producto de la fricción entre el aire caliente de las zonas de Falcón y Zulia y la corriente fría de la cordillera merideña, lo cual generaría la energía eléctrica que da origen a la chispa constante en forma de relámpago. También se ha tratado de explicar por la cantidad de gases inflamables que se desprenden de las fuentes petrolíferas de la cuenca del Lago de Maracaibo.

Decenas de cient¡ficos han sucumbido a sus maravillas: Agustín Codazzi, Francisco Depons, Anto Goering, Jesús Gómez Virla, entre tantos otros.

En el Sur se hace la luz

Guía de navegantes y musa de poetas, el Relámpago del Catatumbo est localizado en la ensenada del Congo, en el Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel de Aguas Claras y Aguas Negras, precisamente en el municipio Catatumbo, en pleno Sur del Lago de Maracaibo. Pero hay uno, de los casi veinte pueblos palafíticos que recorren la silueta del Coquivacoa, bendecido por su luz: Congo Mirador, mimetizado entre el mangle y el Catatumbo.

Regenerador de la capa de ozono

El Relámpago del Catatumbo es el principal regenerador de la capa de ozono de la tierra. Es una tormenta nube-nube que forma un arco voltaico a más de cinco kilómetros de altura, durante 140 a 160 noches al año, 10 horas cada jornada y hasta 280 veces por hora, sobre las ciénagas formadas cuando el río Catatumbo, que nace en Colombia, desemboca sus aguas en el Lago de Maracaibo.

1.646.400 Descargas eléctricas anuales


100.000 Amperios de intensidad (medida mínima)


400 Km abarca la intensidad de su luz


Su valor ambiental

El Faro del Catatumbo, nombre con el que también se conoce a este espectáculo celeste, es el único fenómeno natural del mundo que repara la importante capa de ozono, elemento que protege a nuestra atmósfera de la entrada mortal de los rayos ultravioletas del sol. De allí su importancia para la vida sobre la tierra.


Por la vida y la belleza, vale la pena convertirse en su custodio.


Patrimonio natural

Hoy lo zulianos nos unimos para lograr ante la UNESCO la declaración del Relámpago del Catatumbo como el "Primer Fenómeno Meteorológico" Patrimonio Natural de la Humanidad.

El 27 de septiembre de 2005, en el marco de la celebración del Día Internacional del Turismo, ha sido decretado "Patrimonio Natural del Zulia".





Plaza del Rosario de Nuestra Señora de Chiquinquirá : un Monumento a la Fe

A Dios rogando y con el mazo dando: la Chinita intervino para que le fuera devuelto el Casco Central de Maracaibo a las familia zulianas. Esta es una prueba viva del esfuerzo sostenido por el gobernador Manuel Rosales en rescatar los espacios urbanos de esta ciudad y el Zulia

Un nuevo milagro pareciera haber ocurrido justa y exactamente sobre el lugar donde en 1709 se encontrara una modesta casa, en una ‚poca cuando las afables olas del Lago casi humedecían sus paredes traseras.


All¡, donde un 18 de noviembre la Virgen de Chiquinquirá hiciera su revelación, se levantó hace un año una gran obra que hoy es orgullo de los zulianos: la Plaza del Rosario de Nuestra Señora de Chiquinquirá .


Hoy luce natural, parece como si siempre hubiese estado all¡. Se ha convertido en una imagen sempiterna. Es dif¡cil creer que hasta hace poco, el portentoso espacio que hoy ocupa el Monumento a la Chinita -como cariñosamente también se le conoce- fuera un lugar olvidado.


El impacto generado por la Plaza del Rosario es equivalente a sus dimensiones. Ocupa 30 mil metros cuadrados de construcción, y su epicentro es la gran estatua alegórica, rodeada de 48 columnas: 24 de estilo corintio, 20 en arcadas que soportan el techo del semic¡rculo que rodea la imagen y cuatro como marco para las esculturas de Monseñor Domingo Roa P‚rez y Monseñor Jos‚ Al¡ Lebrún, cerca de las cuales se encuentran San Antonio y San Andr‚s.


Cuenta adem s, con tres fuentes tipo espejo y la Plaza San Sebasti n, patrono de Maracaibo. Pisos de granito, grandes faroles y cientos de especies vegetales, dan su atractiva forma al espectacular lugar.


El monumento ubicado en el lugar de la revelación, transmite la paz y regocijo de un lugar sagrado. Cada metro de los 18 que tiene de altura, posee un significado sublime. A los pies de la imagen est n los cargadores, sosteniendo el peso. Les siguen las ninfas que rinden tributo a la Virgen, metamorfoseadas en ngeles alados. M s divinos, m s arriba, m s cerca de Dios y de la faz de la Chinita est n los querubines, pero la m s cercana al dulce rostro de la Madre, es María C rdenas, cuyo expresivo gesto delata una eterna gratitud por el privilegio del hallazgo.


Cuentan los 40 custodios que se turnan para velar por ella las 24 horas del d¡a, que se han visto damas wayúu trasladarse de rodillas a sus pies y llorar intensamente. Otros, le han expresado a gritos su fe. De lejos, turistas que llegan en la madrugada antes de registrarse en el hotel, van a la plaza para rendir tributo a la "Reina Morena".


De todas partes del mundo y a todas horas, los extranjeros se sorprenden ante esta monumental imagen, y se sienten seguros de estar en este lugar, por el servicio de seguridad y pulcritud que ofrece la Brigada Custodios del Monumento, conformada por la Sociedad Religiosa Servidores de María, Brigadas de Guardianes y Chiquinquiráeña.


El entorno

Cobra m s valor la obra al estar enmarcada por edificios decretados como Patrimonio Cultural del estado Zulia, am‚n de que estas edificaciones forman parte de un eje conocido como la Calle Derecha. Su vigencia desde el punto de vista religioso y tur¡stico, se ha recuperado con esta obra.


Es de tomar en cuenta, el gran impacto que la plaza ha generado a sus alrededores desde diversos puntos de vista: religioso, cultural, histórico, tur¡stico y social.


Lo religioso y cultural

Desde su inauguración, el 21 de marzo de 2004, ante un mar de feligreses en medio de un conmovedor despliegue art¡stico y t‚cnico, la Plaza del Rosario de Nuestra Señora de Chiquinquirá se convirtió en centro de peregrinación y encuentro de zulianos y visitantes, quienes desde entonces la recorren para extasiarse ante tanta magnificencia, reencontrarse con su espiritualidad y disfrutar de un rea de circulación placentera y segura en una zona tan activa comercialmente como es el centro de la ciudad.


Se cuentan unas 2 mil 500 personas cada d¡a de la semana, y alrededor de 10 mil, los d¡as de fiestas y fin de semana. En Semana Santa son incontables.


La Chinita, desde su impresionante altura de 18 metros, señala el sentido de la fe en el Casco Central de Maracaibo, sitio que concentra un considerable número de templos de gran valor patrimonial y religioso, como la Bas¡lica de Nuestra Señora del Chiquinquirá , la Iglesia de la Inmaculada Concepción o Santa B rbara, el Convento de San Francisco de As¡s, la Capilla Terciaria, la Catedral de Maracaibo, el Complejo Cultural Arquidiocesano y la Capilla de Santa Ana.


El Domingo de Ramos, florece el Monumento. Antes del amanecer, se ve crecer una multitud agradecida y fervorosa.



Lo tur¡stico, lo histórico, lo social


No es exagerado decir que el Monumento a la Chinita es un nuevo s¡mbolo regional. Todo city tour en Maracaibo incluye rigurosamente la visita al lugar. Es comentario general venir a Maracaibo para rendir tributo a la Chinita en su lar a cielo abierto.


Se encuentra en el corazón de la capital del Zulia, muy cerca de la Calle Carabobo, primera zona residencial de la ciudad puerto, y señala también el sentido de nuestra cultura e historia, historia contada por important¡simos sitios históricos como la plaza y el teatro Baralt, la Casa de la Capitulación, el Palacio de Gobierno, la plaza Bol¡var. Pero lo m s significativo y trascendental, quiz s, es el rotundo cambio socio económico que la Plaza del Rosario ha generado.

Los vecinos han encontrado la forma de mejorar sus arcas vendiendo productos relacionados con la Patrona y con nuestra historia. Ventas de fotograf¡as e im genes alegóricas se pueden ver en los alrededores con un crecimiento ordenado.

La zona prospera paulatinamente, demostrando con hechos las posibilidades del turismo como actividad económica que promueve el desarrollo sustentable en la región.

Eso y mucho m s merece nuestro estado, el que se enorgullece de sus ra¡ces, el de intenso fervor y el de sentimiento de identidad m s puro de Venezuela.


Leyendas Venezolanas



Guaraira Repano

La ciudad de Caracas está enclavada en un hermoso valle. El Ávila es el nombre con que se conoce a la montaña que bordea el Norte de la metrópoli. En tiempos precolombinos recibía el nombre de Guaraira Repano, que significa algo así como: "la ola que vino de lejos" o "la mar hecha tierra". Según los mitos de los indígenas venezolanos, en tiempos antiguos no existía la montaña. Todo era plano, se podía ver hasta el mar. Pero un día las tribus ofendieron a la gran Diosa del mar y ésta quiso acabar con toda el pueblo. Entonces se levantó una gran ola, la más alta que se había visto y toda la gente se arrodilló o e imploró perdón de todo corazón a la Diosa y justo cuando iba a descender la ola sobre ellos, se convirtió en la gran montaña que hoy existe. La Diosa se había apiadado y había perdonado a la tribu.




El Mito de las Cuevas

En todo el territorio venezolano, los indígenas de las diferentes tribus compartían la creencia de que eran las cuevas los pasadizos hacia el más allá. Cuando alguien de la tribu moría, se hacía una especie de ceremonia a la entrada de la caverna. Si no se escuchaba ningún ruido durante el rito, se daba por entendido que el alma del difunto había pasado sin problemas al otro mundo. En cambio, si se escuchaban ruidos se suponía que el espíritu del familiar o amigo muerto estaba siendo enjuiciado y castigado por sus faltas cometidas en esta vida. Muchas veces se escuchaban esos ruidos, debido a los animales que habitan en las cuevas. Es por esto que los murciélagos y demás animales nocturnos alados eran considerados como los transportadores de las almas.



el silbon
Espíritu vagabundo por matar a sus padres.
Después de asesinar a su padre, el hombre fue castigado con un mandador de pescuezo (típico del llano), al tratar de huir fue mordido por un perro trueco, para concluir el castigo su abuelo regó sobre sus heridas gran cantidad de ají picante. El recuerdo y mención de lo sucedido libra a las personas de ser atacadas por este espíritu errante conocido como el silbón.

El Silbón se presenta a los borrachos en forma sombrío. Otros llaneros le dan forma de hombre alto, flaco. Usa sombrero y ataca a los hombres parranderos y borrachos, a los cuales chupa el ombligo para tomarles el aguardiente.

La tradición explica que al llegar el silbón a una casa en las horas nocturnas, descarga el saco y cuenta uno a uno los huesos; si no hay quien pueda escucharlo, un miembro de la familia muere al amanecer.

Otra versión dice que fue un hijo que mató a su padre para comerle sus "asaduras". El muchacho fue criado toñeco (mimado), no respetaba a nadie. Un día le dijo a su padre que quería comer vísceras de venado. Su padre se fue de cacería para complacerlo pero tardaba en regresar. En vista de esto el muchacho se fue a buscarlo y al ver que no traía nada, no había podido cazar el venado, lo mató, le saco las vísceras y se las llevo a su madre para que las cocinara.
no se ablandaban, la madre sospechó que eran las "asaduras" de su marido. Preguntándole al muchacho, quien confesó la verdad.

De inmediato lo maldijo "pa to la vida". Su abuelo Juan lo persiguió con un "mandador", le sonó una tapara de ají y le azuzó el perro "trueco" que hasta el fin del mundo lo persigue y le muerde los talones



la sayona

Esta es una historia típica de los llanos venezolanos

Cuenta la historia que hace mucho tiempo, vivía una mujer muy hermosa llamada Melisa. Desde chiquita Melisa había sido muy celosa

Melisa creció, y se casó con un maravilloso hombre quien era incapaz de herir a nadie. Y tuvo un hijo con él

En su pueblo, había un hombre de mala fe, mentiroso y mujeriego que se enloquecía por ella .El la espiaba mientras ella nadaba desnuda en el río. Hasta que ella un día lo descubrió \\ ¿Qué haces aquí?; ¿espiándome? De ti me lo podía esperar \\

A lo que este contestó \\ No, yo vine a advertirte, mujer, que tu hombre te estaba cambiando por otra. Tu marido te esta traicionando con tu madre \\ (lo cual era mentira)

Al oír esto palideció, y salió corriendo hacia su casa, al llegar ahí encontró a su esposo y a su hijo, llena de celos, prendió fuego a su casa en la cual estaba su esposo y su bebe de 9 meses, desde lejos se escuchaban lo llantos del bebe y los gritos del esposo pero para cuando llegaron los vecinos era demasiado tarde

Mientras los vecinos se lamentaban, Melisa ya había llegado a casa de su mamá, a la cual le contó lo que había hecho y por qué lo hizo, la madre horrorizada diciéndole que ella no la había traicionado. Y ella corrió al patio donde Melisa la atacó con un machete y le dio tres cuchillazos en el vientre, esta antes de morir dijo \\ Yo jamás te mentí, y tu cometiste el peor pecado: matar, pero yo te condeno Sayona

Desde entonces, a los hombres mujeriegos les aparece una hermosa mujer, quien les pide que le enciendan un cigarro. Pero no lo hagan porque al hacerlo verán su espectral rostro como el de una calavera con blancos y largos cabellos, ojos muy rojos y largos colmillos y si no mueren del susto al ver esta horrenda cara ella tomará diversas formas hasta producirles un infarto y hacer que se caigan por un barranco



QUE CONDIDERA LO UNESCO PARA CLASIFICAR UN PATRIMONIO
Patrimonio de la Humanidad, también conocido como Patrimonio Mundial, es el título que conferido por la UNESCO a sitios específicos del planeta (sea bosque, montaña, lago, cueva, desierto, edificación, complejo o ciudad) que han sido nominados y confirmados para su inclusión en la lista mantenida por el Programa Patrimonio de la Humanidad, administrado por el Comité del Patrimonio de la Humanidad compuesto por 21 estados miembros que son elegidos por la Asamblea General de Estados Miembros por un período determinado.[1]

El objetivo del programa es catalogar, preservar y dar a conocer sitios de importancia cultural o natural excepcional para la herencia común de la humanidad. Bajo ciertas condiciones, los sitios mencionados pueden obtener financiación para su conservación del Fondo para la conservación del Patrimonio de la Humanidad. Fue fundado por la Convención para la cooperación internacional en la protección de la herencia cultural y natural de la humanidad, que posteriormente fue adoptado por la conferencia general de la UNESCO el 16 de noviembre de 1972. Desde entonces, 184 países han ratificado la convención.

Al año 2009, el catálogo consta de un total de 890 sitios, de los cuales 689 son culturales, 176 naturales y 25 mixtos, distribuidos en 148 países; Italia tiene el mayor numero de sitios (44) catalogados como "Patrimonio Cultural de la Humanidad". La UNESCO se refiere a cada sitio Patrimonio de la Humanidad con un número de identificación único, pero las nuevas inscripciones incluyen a menudo los sitios anteriores ahora enumerados como parte de descripciones más grandes. Consecuentemente, el sistema de numeración termina actualmente sobre 1.200, aunque realmente hay menos catalogados.

Cada sitio Patrimonio de la Humanidad pertenece al país en el que se localiza, pero se considera en el interés de la comunidad internacional y debe ser preservado para las futuras generaciones. La protección y la conservación de estos sitios son una preocupación de los 184 países que apoyan al Patrimonio de la Humanidad.


Patrimonio de la Humanidad, también conocido como Patrimonio Mundial, es el título que conferido por la UNESCO a sitios específicos del planeta (sea bosque, montaña, lago, cueva, desierto, edificación, complejo o ciudad) que han sido nominados y confirmados para su inclusión en la lista mantenida por el Programa Patrimonio de la Humanidad, administrado por el Comité del Patrimonio de la Humanidad compuesto por 21 estados miembros que son elegidos por la Asamblea General de Estados Miembros por un período determinado.


PATRIMONIO COLOQUIAL EN LA ZONA




San Tarcisio

La Iglesia Católica ha tenido muy especial cariño a este joven que con tanto amor llevaba la Comunión a los prisioneros y con tan enorme valor supo defender la Santa Eucaristía de los enemigos que intentaban profanarla.
"No echéis a los perros lo sagrado ni a los cerdos lo muy valioso porque se volverán contra vosotros."



Oración

San Tarcisio: mártir de la Eucaristía, pídele a Dios que todos y en todas partes demostremos un inmenso amor y un infinito respeto al Santísimo Sacramento donde está nuestro amigo Jesús, con su Cuerpo, su Sangre, su Alma y su Divinidad



Historia

San Tarcisio era un acólito o ayudante de los sacerdotes en Roma. Después de participar en una Santa Misa en las Catacumbas de San Calixto fue encargado por el obispo para llevar la Sagrada Eucaristía a los cristianos que estaban en la cárcel, prisioneros por proclamar su fe en Jesucristo. Por la calle se encontró con un grupo de jóvenes paganos que le preguntaron qué llevaba allí bajo su manto. El no les quiso decir, y los otros lo atacaron ferozmente para robarle la Eucaristía. El joven prefirió morir antes que entregar tan sagrado tesoro. Cuando estaba siendo apedreado llegó un soldado cristiano y alejó a los atacantes. Tarcisio le encomendó que les llevara la Sagrada Comunión a los encarcelados, y murió contento de haber podido dar su vida por defender el Sacramento y las Sagradas formas donde está el Cuerpo y la Sangre de Cristo.


El libro oficial de las Vidas de Santos de la Iglesia, llamado "Martirologio Romano" cuenta así la vida de este santo: "En Roma, en la Vía Apia fue martirizado Tarcisio, acólito. Los paganos lo encontraron cuando transportaba el Sacramento del Cuerpo de Cristo y le preguntaron qué llevaba. Tarcisio quería cumplir aquello que dijo Jesús: "No arrojen las perlas a los cerdos", y se negó a responder. Los paganos lo apalearon y apedrearon hasta que exhaló el último suspiro pero no pudieron quitarle el Sacramento de Cristo. Los cristianos recogieron el cuerpo de Tarcisio y le dieron honrosa sepultura en el Cementerio de Calixto".
Sobre su tumba escribió el Papa San Dámaso este hermoso epitafio: "Lector que lees estas líneas: te conviene recordar que el mérito de Tarcisio es muy parecido al del diácono San Esteban, a ellos los dos quiere honrar este epitafio. San Esteban fue muerto bajo una tempestad de pedradas por los enemigos de Cristo, a los cuales exhortaba a volverse mejores. Tarcisio, mientras lleva el sacramento de Cristo fue sorprendido por unos impíos que trataron de arrebatarle su tesoro para profanarlo. Prefirió morir y ser martirizado, antes que entregar a los perros rabiosos la Eucaristía que contiene la Carne Divina de Cristo".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada